Breves
El referente de los almaceneros en esta ciudad, Luis Schreiber, se refirió a la situación de los comerciantes minoristas después de la escalada del dólar de este último lunes.
El referente de los almaceneros en esta ciudad, Luis Schreiber, se refirió a la situación de los comerciantes minoristas después de la escalada del dólar de este último lunes.

Aseguran que es la peor crisis en 30 años

Luego de la brusca devaluación que se produjo tras el resultado electoral, generando importantes movimientos de precios debido a la alta incidencia que tiene la divisa en los costos de producción de los alimentos, el referente de los almaceneros en Río Grande sostuvo que “el desconcierto es grande, tanto en el mayorista, como en la gente”. Resaltó que “algunos mayorista comenzaron a vender solo de contado, y no a cuenta como sucedió hasta este último viernes”. También entendió que “a su parecer esta es la peor crisis, después de la hiperinflación del año 1989”. Por otro lado fue criticó de la competencia desleal afirmando que “no hay controles tanto del estado municipal, como provincial, donde hoy en algunas casas hay verdaderos showroom que facturan más que cualquier local céntrico”.

 

Río Grande.- El referente de los almaceneros en esta ciudad, Luís Schreiber, se refirió a la situación de los comerciantes minoristas después de la escalada del dólar de este último lunes, y como han reaccionado los mayoristas locales para la venta de productos, teniendo en cuenta que algunas empresas de consumo masivo han aumentado sus precios hasta un 15%.

Al respecto sostuvo que “todavía hay desconcierto, tanto en el mayorista, como en la gente, están todos tomando con recelo esta situación, y para colmo el Presidente Macri en lugar de apaciguar los ánimos, le echó leña al fuego, pero nosotros estamos tratando de ver que es lo que sucede, y en definitiva como trabajamos con mercadería muy perecedera, del día a día, no estuvimos remarcando porque la necesidad de vender es terrible”, dijo a Radio Fueguina.

Asimismo entendió que “hay que tomar cierta precaución en productos importados que tienen que ver con directamente con el dólar”, dijo, al tiempo que agregó que “esta mañana (por ayer) un solo mayorista que se dedica a los cigarrillos me dijo que ellos habían dejado de tener cuenta, y que venden todo al contado, no los cigarrillos, sino los demás productos que comercializan, teniendo en cuenta que el cigarrillo siempre fue de contado”.

Pero a diferencia del cigarrillo, el referente de los almaceneros indicó que “hasta hace poco el pequeño comerciante, el quiosquero, entre otros tenía entre siete a diez días para pagar lo que llevó la semana anterior, pero ahora algunos mayoristas están pidiendo el pago de contado, no son todos igualmente, pero si todos están con el ojo abierto, dado que la realidad que está viviendo hoy el país es de locos, nunca ha pasado que un Presidente rete al electorado porque no lo votaron a él”, reprochó.

Consultado sobre los aumentos que se han verificado durante estás ultimas horas, manifestó que “todavía no he tenido que comprar, pero hasta hoy todo está igual, pero lo poco que he comprado por lo menos nos han vendido, siendo que los mayoristas saben que es lo que vende cada minorista, pero todos tratamos de ser cautelosos, siendo que nuestros clientes tratan de llegar a fin de mes, y no especulan, los que especulan están arriba”.

Resaltó que “hoy los productos que no tienen precio son los importados, aquellos que se manejan directamente con la divisa norteamericana”, dijo, al tiempo que sostuvo que “la escalada de este dólar se venía venir porque lo estaban pisando”.

 

“Esta es la peor crisis”

 

Con 30 años dedicados al comercio minorista, Screiber afirmó que “esta es la peor crisis que me toca atravesar, o quizás me doy cuenta de las cosas malas que están pasando, quizás en otro tiempo que era más joven la combatía, pero hoy no vemos un horizonte de salida a esta crisis que estamos viviendo”.

Conjuntamente indicó que “está crisis es más comparable a la del año 89, que al 2001, donde a la mañana teníamos un precio, a la tarde otro, y a la noche terminábamos con otro tipo de precio, pero lo malo de todo esto es que parece que lo han provocado, diseñado para que estemos así”.

 

Competencia desleal

 

En otro orden se refirió respecto de reuniones que han tenido con otros comercios señalando que “están preocupados por la competencia desleal, o ilegal, y ver quien tiene que actuar en este caso, dado que hay muchos que tienen verdaderos comercios en sus casas particulares, por lo cual a un inspector se le hace muy difícil poder ingresar a una casa particular para realizar una inspección, teniendo en cuenta que ya dejo de ser una pequeña venta para poder mantener a una familia a tener grandes volúmenes de venta, sobre todo aquellos rubros de venta de ropa, como así también de comida, siendo que hoy para poder mantener un comercio abierto sufre de muchas inspecciones, actualización de datos, requisitos municipales, de provincia, etc., entonces ante esta situación económica que se vive, y tener esta competencia desleal realmente estamos muy preocupados, aún más cuando cuesta tanto poder mantener los puestos laborales, pero ahora son muchos los que venden de esta manera, y con volúmenes importantes, hasta te diría con  volúmenes más grandes que alguna tienda que se encuentra hoy abierta, por lo cual la situación es preocupante”, criticó.

En este sentido dijo que “muchas de las ventas se dan a través de las redes sociales, como así también aquel que cocina y sale a vender, pero hoy sabemos de departamentos completos de ropa de toda clase exclusiva para la venta, con un valor mucho más bajo, dado que no pagan ningún tipo de tributo”.

También reprochó la realización de ferias semanales indicando que “cuando era una cada tanto no había problemas, pero ahora que es una por semana sinceramente molesta, sobre todo cuando uno esta preocupado por mantener el negocio, entonces todo molesta, más aun cuando hay una competencia desleal, y sin control de parte de los organismos, entonces muchos hoy quieren cerrar sus comercios, y ponerse a vender de esa misma manera, total no le pago a nadie”, concluyó, Schreiber.