Breves
Arcando fue invitado al seno del Comité Nacional de Bioética. El encuentro se llevó adelante en la sede central de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Arcando fue invitado al seno del Comité Nacional de Bioética. El encuentro se llevó adelante en la sede central de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Arcando participó del Comité Nacional de Bioética

El vicegobernador de la provincia, Juan Carlos Arcando, fue invitado al seno del Comité Nacional de Bioética. El encuentro se llevó adelante en la sede central de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y contó con la participación de Profesionales de la Salud, de la Superintendencia de Servicios de Salud, Líderes de distintas congregaciones religiosas con asiento en nuestro país, entre otros.

Ushuaia.- El vicegobernador de la provincia, Juan Carlos Arcando, fue invitado por los presidentes de MEDITAR (Servicio de Alta Complejidad Médica), Erwin Padinger; del Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso, Gustavo Guillermé; y el Emérito de REAL (Red Argentino-Americana para el Liderazgo), Dr. Ricardo Vanella, a un almuerzo de trabajo del Comité Nacional de Bioética (CONABI), donde se comenzó a delinear la confección del estatuto y los puntos que serán los cimientos y el origen del Comité.

La Comisión Nacional de Bioética será un órgano no gubernamental y tiene como propósito concebir, diseñar y modelar el trabajo de la bioética en salud en los ámbitos de salud pública, atención individual y la investigación.

La Comisión estará integrada por un grupo multidisciplinario, seleccionado a partir de sus méritos y experiencia, tendrá por misión la de propiciar la deliberación sobre problemáticas éticas en el campo de la salud con la participación de la sociedad, realizar planteamientos normativos y promover políticas públicas que contribuyan a proteger la integridad y derechos humanos en la práctica de la medicina, e impulsar el desarrollo de la investigación biomédica para que sea de clase mundial.

Entre sus principales funciones, será promover el establecimiento de grupos de carácter interdisciplinario para el examen y resolución de los dilemas o conflictos que puedan suscitarse, tanto en el contexto de la atención médica —brindando orientación al paciente, sus familiares, o bien al propio equipo médico, a lo largo del proceso de toma de decisiones—, como en la investigación científica con sujetos humanos, asegurando el apego a estándares éticos internacionales y la normatividad vigente.

El encuentro se llevó adelante en la sede central de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y contó con la participación de Profesionales de la Salud, de la Superintendencia de Servicios de Salud, Líderes de distintas congregaciones religiosas con asiento en nuestro país, entre otros.