Breves
Las partes acordaron una próxima reunión de seguimiento para los primeros días de junio.
Las partes acordaron una próxima reunión de seguimiento para los primeros días de junio.

Arcando encabezó la firma del convenio con madereros

Luego del conflicto desatado la pasada semana en el cual los madereros estaban reclamando por condiciones de trabajo, en el día de ayer el gobierno de la provincia, representado por el vicegobernador Juan Carlos Arcando –a cargo del Ejecutivo provincial-, el Municipio de Tolhuin en la persona del intendente Claudio Queno y representantes de los aserraderos de Tolhuin firmaron un convenio para la construcción de 20 viviendas de madera de lenga que tendrán como destino final la ciudad de Río Grande, de esta manera, con este acuerdo, se puso fin al conflicto del sector.

Tolhuin.- De la reunión que mantuvo el Ministro de Obras y Servicios Públicos de la provincia Luís Vázquez  con representantes madereros,  también participó el intendente de la ciudad de Tolhuin, Claudio Queno, el vicegobernador Juan Carlos Arcando, el secretario de agroindustria y pesca de la provincia  Kevin Colli, el presidente del IPV Gustavo Vázquez, el Secretario de Producción del Municipio de Tolhuin Eliseo Levin, Productores Madereros, Cámara de Comercio de Tolhuin  y funcionarios municipales.

Al término del encuentro, las partes acordaron una próxima reunión de seguimiento para los primeros días de junio.

Claudio Queno, indicó que “esta reunión surgió de la necesidad y la urgencia que se marcaba desde el sector”.

En este sentido el Mandatario municipal entendió que “la propuesta que les elevó Gobierno les permitirá manejar fondos podrán comenzar a hacer girar la rueda de trabajo que pretenden”.

Queno destacó la “celeridad del Gobierno de la provincia para dar una respuesta urgente a una problemática que alcanza a muchos trabajadores del Corazón de la Isla”.

Cabe señalar que desde el Municipio de la ciudad de Tolhuin se trabajó y hubo acompañamiento para con los trabajadores, desde el primer día en que se desató el conflicto con los madereros.

“Nosotros nunca descuidamos al sector y mucho menos a los trabajadores. En cuanto supimos de la problemática, inmediatamente nos pusimos a disposición de los madereros para encontrar una solución a la problemática por la que atraviesan los productores madereros y sus trabajadores”, sostuvo el mandatario.

En la propuesta, se firmó un convenio para la construcción de 20 viviendas que tendrán como destino a la ciudad de Río Grande.

En este marco, el intendente Queno señaló que “existe la posibilidad de que a futuro se firmen otros convenios para otras viviendas, dado que es un anhelo que tenemos todos para que el sector camine con rumbo a una solución definitiva”.

El ministro de Obras y Servicios Públicos del Gobierno, Luis Vázquez, indicó que el “convenio consiste en la fabricación de 20 primeras unidades habitacionales de lenga que tendrán como destino la ciudad de Río Grande”.

De la firma de este convenio participaron representantes de los aserraderos, la Cámara de Comercio de Tolhuin, el Municipio de Tolhuin y el Gobierno de la provincia.

En tanto, y luego de la firma del convenio, el Ministro adelantó que el “Gobierno inyectará fondos al sector maderero a través de un anticipo financiero contra presentación de un seguro de caución tal como se realiza con la obra pública”.

Además el funcionario explicó que les pidió a las “autoridades de la Cámara que eleven una presentación en la que se indique de qué manera llevarán adelante este proyecto constructivo y organizacional entre los diferentes productores”.

“El objetivo planteado por la gobernadora Rosana Bertone es que todos los madereros puedan tener participación en este convenio de construcción de soluciones habitacionales”.

El otro punto relevante de la reunión es la ratificación del adelanto de la coparticipación por parte del Gobierno de la provincia hacia el Municipio de Tolhuin con la finalidad de que el Ejecutivo municipal cuente con fondos necesarios para asistir a los aserraderos que atraviesan por una situación crítica y que se le dé prioridad a los trabajadores despedidos de cada aserradero.

Vázquez adelantó que “se trabajará con una agenda propia de esta mesa para llevar adelante reuniones regulares en las que se monitoreará el desarrollo del sector con el objetivo de generar ingresos genuinos y mano de obra local, además de establecer una línea de producción que se pueda sostener en el tiempo y que generan nuevas posibilidades laborales”.

Finalmente el Ministro sostuvo que “nos vamos muy conformes porque pudimos notar buena predisposición por parte de los productores madereros”, indicó, al tiempo que agregó que “el hecho de haber generado un acompañamiento y por consiguiente, una tranquilidad es un buen síntoma de que la predisposición es buena”, concluyó.