Breves
El vicegobernador Juan Carlos Arcando adelantó anoche la posibilidad de conformar un frente electoral encabezado por el PJ, que será presentado hoy a la justicia electoral.
El vicegobernador Juan Carlos Arcando adelantó anoche la posibilidad de conformar un frente electoral encabezado por el PJ, que será presentado hoy a la justicia electoral.

Arcando anticipó que el PJ encabezaría un frente electoral

El vicegobernador anunció una alianza para las elecciones 2017, encabezada por el PJ, pero no confirmó si continuará llamándose Frente para la Victoria. Aseguró que están conversando con “distintas fuerzas políticas” y puso en duda el acompañamiento de algunos partidos al frente encabezado por Gustavo Melella, con quien podría disputar las adhesiones.

El vicegobernador Juan Carlos Arcando adelantó anoche a FM La Isla la posibilidad de conformar un frente electoral encabezado por el PJ, que será presentado hoy a la justicia electoral.

Señaló que “están en plenas conversaciones aquellos que la gobernadora ha puesto al frente, como presidente del partido, para que lleven adelante a las negociaciones, porque tanto ella como yo nos vamos a dedicar exclusivamente a la gestión de gobierno. Los compañeros que están designados para conformar un frente electoral están hablando con otras fuerzas políticas, y mañana vence el plazo -por hoy-. Es muy probable que el Partido Justicialista encabece un frente electoral en las próximas elecciones”, anticipó.

Aclaró que “todo va a depender de estos acuerdos que estamos llevando adelante desde hace unos días”. Entre ayer y hoy por la mañana esperaba cerrarlos, para la presentación ante la justicia electoral.

 

¿Fin del FPV?

 

Con el kircherismo duro enrolado en el frente Ciudadano y Social que encabeza el intendente Gustavo Melella, el FPV podría desaparecer: “Por una decisión judicial ningún partido de Tierra del Fuego podrá integrar un frente que se llame FPV, pero el PJ tiene la potestad porque es el partido fundador. Hubo una resolución por la Dra. Servini de Cubría, que no fue apelada por ninguna fuerza política. Eso quedó plasmado en un fallo y mañana veremos cómo se llamará nuestro frente electoral”, sostuvo el vicegobernador.

Reiteró que “las conversaciones las mantienen compañeros y compañeras que designó la gobernadora, con el acuerdo que hemos dado desde el congreso partidario, para que lleven adelante las negociaciones con otros partidos políticos”, por lo cual hoy “se contará con la información una vez que se presenten los acuerdos, que se pueden romper a último momento”, advirtió.

“A veces, faltando dos minutos para la finalización, se llega a la justicia con la documentación respectiva; pero bueno, creo que en este caso no va a ser de esta manera y se va a tratar de presentar en tiempo y forma, con antelación al cierre previsto para última hora. Ahí se podrá dar toda la información al respecto”, dijo.

 

Cristinista desconcertado

 

El vicegobernador había respaldado el regreso al poder de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, y cifró expectativas en la candidatura en la provincia de Buenos Aires, que sería “el primer paso” para recuperar los espacios perdidos.

Este apoyo sorprendió a propios y ajenos, y más todavía al propio Arcando, al conocer que la ex presidente formará su propio frente, sin el PJ: “Yo creo que se malinterpretó porque todos los medios nacionales en ese momento daban a conocer que posiblemente había un acuerdo entre el ex ministro del Interior Florencio Randazzo y la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner”, dijo de sus manifestaciones, planteando que se refería a “la provincia de Buenos Aires. Yo dije que me parecía bien que llegaran a un acuerdo de estas características. Lo que pasa es que se trata de una elección meramente distrital, y nosotros vamos a ir con nuestro propio candidato. La provincia de Buenos Aires está discutiendo estos temas, nosotros estamos hablando de acuerdos con otras fuerzas políticas, y lo único que uno espera es que no lleguen a acordar entre ellos y se presenten en las PASO”.

Sin embargo se le informó en la entrevista que Cristina Fernández de Kirchner había decidido no ir a las PASO con Randazzo y armar un frente sin el PJ, para no competir con su ex ministro. Es más, la ex presidente expresó que “no quiere neo-macristas en su lista”, y Arcando exteriorizó el desconcierto. “Todavía no me había hecho eco de eso. Me descolocaste con eso”, le dijo al periodista.

“Siempre se dijo que se quería generar un nuevo movimiento dentro del justicialismo, que se llamaba el kirchnerismo, y me parece que tiene que ver con esto. En algún momento ella mencionó que quería generar un nuevo espacio. Nos costaba mucho que Néstor presidiera nuestro partido. Nos costó muchísimo. Nos costaba que presidiera el partido, como líder del espacio que nos llevó a la primera magistratura de nuestro país. Si ella tomó esa decisión, la ha tomado para no tener que confrontar internamente en las PASO con Randazzo. Veremos mañana, porque puede ser que se concrete de esta manera o no. Siempre hay muchas presiones de los intendentes, que están jugando su cuestión distrital en la provincia de Buenos Aires. Veremos cómo termina cerrando este espacio y si realmente los intendentes del justicialismo van a aceptar la posibilidad de no ir con el justicialismo”, expresó.

 

Disputando adhesiones

 

Consultado sobre el frente Ciudadano y Social encabezado por el intendente Gustavo Melella, que reivindica el liderazgo de Cristina Kirchner y se manifiesta opositor al gobierno, con adhesiones como la de Nuevo Encuentro, que tiene varios funcionarios en el gabinete de Bertone, Arcando lo puso en duda.

“Primero hay que ver si llegan a este acuerdo político, porque tengo entendido que todavía no estaba presentado en la justicia federal. Simplemente hubo una charla entre ellos. En caso de que se lleve adelante, nosotros tenemos que poner en juego acá quiénes van a representar los intereses de la provincia en el Congreso de la Nación. Acá no está en juego la cuestión provincial sino quién defiende los intereses de cada uno de nosotros”, sostuvo.

“Nosotros tenemos cinco diputados y, por un motivo u otro, siempre tienen una razón para no acompañar a la provincia; no pasa lo mismo con los senadores, que están acompañando la gestión de la gobernadora. Eso necesitamos: gente que nos represente a todos”, subrayó.

“Las cuestiones provinciales no están en juego acá y se discutirán en el 2019. En esta elección se van a discutir quiénes se van a sentar en el Congreso de la Nación y ojalá sean aquellos que nosotros postulamos para que nos acompañen para el crecimiento de la provincia, y no aquellos que buscan otra cosa que no tiene que ver con la realidad que vivimos”, planteó.

 

El termómetro para el 2019

 

El vicegobernador reconoció que esta elección de medio tiempo es la antesala del 2019 y definirá los mejor posicionados. “Dos años es tiempo más que suficiente para definir cómo se va a perfilar cada uno. Muchos de los actores que parece que van a participar ahora, tendrían una aspiración para el 2019. Hay que ver cómo les va en esta instancia y, a partir del resultado electoral, veremos el camino que va a seguir cada uno”, indicó.

Barajó la postulación “de algunos que no pueden ser reelectos en el cargo que actualmente ocupan”, en clara alusión a Melella, y estimó que “a partir del segundo semestre va a empezar a perfilarse qué va a ocurrir en 2019”.

“Muchos de los actores que participan ahora, depende de cómo les vaya, podrán o no tener aspiraciones. Otros podrán cruzar de vereda o volver a la anterior. La política es el arte de lo posible”, aseguró.

 

Candidatos para después

 

En cuanto a los candidatos que encabezarán el frente oficialista, no dio nombres todavía. “Primero vamos a ver cómo terminan los acuerdos. Una vez que se cierren se hará la presentación correspondiente, y a partir de ahí veremos quién nos va a representar. Lo que queremos es que los candidatos que resulten electos trabajen para los intereses de la provincia de Tierra del Fuego, y esperamos que uno sea de nuestro espacio. Rosana ganaba las elecciones porque trabajaba permanentemente para los fueguinos, más allá del color político de quien gobernara. No es el mismo comportamiento de algunos actores que pretenden ser reelectos y no han trabajado en conjunto con el gobierno, sino que trabajaron por intereses personales, o recibiendo directivas de dirigentes que no tienen compromiso con nuestra provincia”, cuestionó.

“Por eso creemos que el candidato que mejor nos represente va a ser de nuestro espacio político y ojalá el electorado nos acompañe con el voto tanto en las PASO como en las generales”, concluyó Arcando.