Breves
abogado

Dr. Jorge Hernández

«Bertotto tiene domicilio actual y real en Nordelta»

Jorge Hernández, abogado que representa a los tres trabajadores que se desempeñaron para la empresa de seguridad privada “Sheriff TDF”, quienes fueron despedidos y denuncian haber estado en condiciones irregulares, comentó las últimas novedades de las causas que impulsan en el fuero penal y el laboral contra el ex concejal de Ushuaia –actual asesor del senador Pablo Blanco- Tomás Bertotto. Confirmó que van por una indemnización de más de un millón de pesos para cada trabajador y dijo que finalmente encontraron el nuevo domicilio “actual y real” de Bertotto, en la zona de Nordelta.

 

 

“Estamos hablando de un reclamo superior al millón de pesos para cada empleado; es una cifra importante en función de la doble indemnización que está dispuesta, de los sueldos atrasados y de la cuestión laboral”, advirtió el abogado, en declaraciones al programa radial “Desde las Bases”, que se emite por FM “Nuestras Voces”.

Después indicó que “Uno conoce que en la ciudad de Ushuaia o Río Grande hay empleadores que tienen a los trabajadores con media jornada en blanco y media en negro, que después más o menos los van poniendo de manera regular, que tienen atrasos en los aportes y eso sucede y se entiende, pero son situaciones que se van solucionando. Pero acá estamos hablando de algo mucho más grave, porque eran los siete días de la semana, turnos de 12 horas, nunca tuvieron vacaciones en tres años, nunca tuvieron franco. En la época de pandemia había dispuesto dos pares de guantes de látex y dos barbijos que los empleados debían compartir, eso es lo que nos encontramos en este caso”, relató Hernández, respecto de la situación laboral en la que estaban sus representados.

Luego se refirió a los inconvenientes para dar con el ex concejal Bertotto, mencionando que recientemente “por suerte logramos ubicarlo físicamente en su domicilio actual y real, en la Ciudad de Buenos Aires en la zona del Nordelta, así que vamos a poder notificar ahí de la causa por la cuestión laboral”. “Más allá de eso nosotros enviamos una notificación y telegramas con reclamos por mal encuadre laboral al Senado de la Nación directamente, donde sabemos que él presta servicios como asesor del senador Blanco, así que nosotros directamente lo hemos notificado ahí”, remarcó.

Explicó que “Hay pasos y cuestiones que son obligatorias, como para poder entablar una demanda laboral, como por ejemplo intimarlo mediante telegrama y cerrar el intercambio epistolar. Pero eso poco a poco se va a ir completando para poder, antes de fin de año, por lo menos poder tener completada la demanda laboral dirigida al señor Bertotto”.

Después dijo que “Lo que hacía era tener una empresa de seguridad no registrada, que no existe directamente, y tener a tres o cuatro empleados trabajando en turnos de 12 horas, los siete días de la semana, sin días de descanso, sin vacaciones, sin aportes, sin seguro por accidentes de trabajo, sin obra social, sin nada”.

“Todos los empleadores que se encuentran en esta situación, en algún momento cometen un error. Nosotros hemos encontrado y tenemos pruebas de depósitos y transferencias que se hicieron como pago de sueldo, entonces eso también irá a la demanda laboral”, aclaró.

El letrado señaló que “el Ministerio de Trabajo está al tanto del tema, nosotros hicimos las presentaciones, ellos también quisieron notificarlo al señor Bertotto y lo que sucedió es que no lo encontraron más en el domicilio que se conocía, entonces se encuentran en la misma situación que nosotros. Pero por suerte nosotros ahora hemos avanzado, entonces vamos a poder notificarlo y vamos a avanzar con la demanda laboral”, advirtió.

En otro orden, dijo que “respecto de los penal nosotros presentamos la denuncia por dos motivos, primero porque entendemos que al haber generado permisos de circulación presentándose como gerente de una empresa que no existe, que tenía a los trabajadores no registrados, que no hacía aportes –es decir una empresa fantasma totalmente- el señor Tomás Bertotto de alguna manera estaba propiciando que se propague la pandemia, en una clara violación al artículo 205”.

“Pero además entendemos que en ese mismo permiso que hizo, generó lo que se conoce como el delito de falsificación de un instrumento privado. Entonces el delito que denunciamos es penal, porque nos encontramos frente a un delito de acción pública en principio y que debía ser denunciado”, aseguró el abogado.

Finalmente Hernández mencionó que en la causa penal: “Nos encontramos con una Fiscalía que desestimó la denuncia, pero nosotros ya ingresamos la apelación. En principio porque entendemos que se desestima la denuncia con fundamentos que creemos que no son válidos y además porque la desestimación de la denuncia no hace hincapié en el segundo delito que estamos denunciando, que es la falsificación de un instrumento privado. Veremos cómo resuelve la Cámara de Apelaciones”, concluyó el representante legal de los trabajadores despedidos por Bertotto.