Breves
Kirchner01

Andrés Larroque: “Es absolutamente posible que Máximo y Florencia Kirchner terminen presos”

El ex jefe de La Cámpora vaticinó la posibilidad de que los hijos de Cristina Kirchner terminen tras las rejas.

El diputado del Frente Para la Victoria Andrés Larroque dijo que “es absolutamente posible que Máximo y Florencia Kirchner terminen presos” por la causa Los Sauces, en la que también está implicada la ex presidenta Cristina Kirchner.

“No descartamos ningún tipo de provocación. Ninguno de los tres debería estar en Comodoro Py, esta discusión tiene que darse en la política. El Gobierno lo hace porque la intención de voto de Cristina sigue creciendo y la de Macri no encuentra piso”, aseguró Larroque en declaraciones al programa El fin de la Metáfora, por Radio 10.

Cistina Kirchner y sus hijos deberán comparecer ante la Justicia mañana y pasado, para enfrentar acusaciones de pertenecer a una organización dedicada a recibir dinero de empresarios a los que beneficiaron con obras públicas, licencias de juego o la explotación de áreas petroleras.

La otrora familia presidencial se expone así a ser procesada por el juez federal Claudio Bonadio por cargos que van desde la asociación ilícita al cohecho, pasando por el lavado de dinero y las negociaciones incompatibles con la función pública.

Florencia Kirchner inaugurará mañana a las 9 la lista de indagados, y una hora más tarde la seguirá su hermano, Máximo. Será su primera indagatoria. El martes todo terminará con Cristina Kirchner.

Florencia no quedará detenida ya que, a pedido de la ex presidenta, el juez Bonadio la eximió de prisión bajo la promesa de que no huirá. Podrá de esa manera transitar todo el proceso en libertad.

Máximo no tiene esa preocupación porque sus fueros como diputado nacional le dan inmunidad de arresto y lo protegen. Cristina dijo que no teme cualquier acusación, incluso quedar presa, pero avisó que no se metan con sus hijos.

Todos serán indagados por Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo como dueños de la firma Los Sauces, dueña de inmuebles que los Kirchner alquilaron a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, contratistas o beneficiarios del Estado.

La sociedad Los Sauces era de Néstor y Cristina Kirchner, y Máximo tenía un pequeña porción de las acciones. Tras la muerte del ex presidente, las acciones se repartieron entre sus tres herederos y por eso la acusación alcanza a todos.