Breves
“Seguimos teniendo ciudadanos que optan por radicarse en la isla, lo cual nos obliga a seguir pensando en proyectar una provincia que va a seguir recibiendo movimientos migratorios internos”, señaló el ministro de Gobierno José Luis Álvarez.
“Seguimos teniendo ciudadanos que optan por radicarse en la isla, lo cual nos obliga a seguir pensando en proyectar una provincia que va a seguir recibiendo movimientos migratorios internos”, señaló el ministro de Gobierno José Luis Álvarez.

Álvarez confirmó que hay 1052 nuevos habitantes

El ministro de Gobierno, José Luis Álvarez, anunció que hasta fines del último mes de octubre, Tierra del Fuego había recibido 1052 cambios de domicilio, como saldo total entre ingresos y egresos.

“Seguimos teniendo ciudadanos que optan por radicarse en la isla, lo cual nos obliga a seguir pensando en proyectar una provincia que va a seguir recibiendo movimientos migratorios internos”, señaló el ministro de Gobierno José Luis Álvarez a FM del Pueblo.

En tal sentido manifestó que “a fines de octubre teníamos un saldo positivo de 1052 nuevos residentes en la provincia que cambiaron su domicilio”.

Asimismo indicó que “a pesar de la crisis, que también azota al resto de las provincias, Tierra del Fuego sigue siendo receptora de otros argentinos que vienen a probar suerte a la provincia”, dijo, al tiempo que expuso que “siempre se da que en enero, febrero, marzo y abril se produce un movimiento muy fuerte y después se produce una retracción”.

Los movimientos internos se producen por dos variables “por un lado la tasa vegetativa que se viene sosteniendo hace tiempo en una sociedad bastante arraigada con muchos nacimientos, por un lado, mientras que por otro lado se suma este promedio anual de 1500 a 2000 nuevos fueguinos por año, que vienen de otras provincias”.

“El año que viene creemos que vamos a tener un crecimiento de entre 4000 y 5000 nuevos fueguinos; a pesar de todo, la gente sigue optando por venir a Tierra del Fuego, se produce el fenómeno como siempre que los fueguinos van al norte en el verano y traen familiares, se van dos en el auto y vuelven cuatro”, sostuvo Álvarez.

Finalmente, indicó que “esto va a seguir siendo así porque en los últimos dos años no hemos tenido nunca un saldo negativo, siempre es más la gente que viene que la que se va”.