Breves
Schreiber priorizó que en esta coyuntura se apunta “a sostener los puestos laborales hasta que pase esta crisis”, al tiempo que dio cuenta de la pobreza que se observa en la ciudad.
Schreiber priorizó que en esta coyuntura se apunta “a sostener los puestos laborales hasta que pase esta crisis”, al tiempo que dio cuenta de la pobreza que se observa en la ciudad.

Almaceneros respaldan emergencia comercial

El referente del centro de almaceneros de Río Grande, Luis Schreiber, dio su respaldo al proyecto de emergencia comercial que prevé elevarse a la Legislatura, y planteó una situación crítica tanto para comercios grandes como para los chicos, por la pérdida de rentabilidad y el aumento de costos, que hacen difícil sostener el empleo.

Río Grande.- Por FM Del Pueblo, priorizó que en esta coyuntura se apunta “a sostener los puestos laborales hasta que pase esta crisis”, al tiempo que dio cuenta de la pobreza que se observa en la ciudad.

Al respecto sostuvo que “es lamentable recorrer la ciudad, yo ando por todos lados buscando mercadería y hay una gran cantidad de ayuda que se está dando de parte de los gobiernos, tanto desde la provincia como desde el municipio, donde la cantidad de gente que necesita trabajo es impresionante”, dijo Schreiber.

Por su cercanía con los vecinos, es común vender “fiado” y la libreta del almacenero se sigue engrosando sin que las familias puedan afrontar las necesidades mínimas. “Cada vez las cuentas de los clientes se inflan más y cada vez les cuesta más sanearlas. Nosotros no tenemos posibilidad de sacar créditos, porque las tasas están por las nubes y es ahogarse”, expresó.

Además resaltó que “están cerrando comercios que tienen que ver con lo básico, que son los alimentos, así que muy bien no la estamos pasando, trabajamos el doble y ganamos menos, y los costos se nos han incrementado un montón, a la mercadería no le podemos aplicar más margen de ganancia porque la gente no compra, la ganancia se achicó un montón y es mínima, al día de hoy, yo me conformo con sostenerme, y muchos están pasando lo mismo”, afirmó.

Además indicó que “hoy sostener los puestos de trabajo es lo más importante para nosotros, porque el que está trabajando con nosotros es un compañero, que lleva cinco, diez, quince años trabajando y llevando adelante un negocio, ni siquiera tenemos la plata para echarlo, ni tenemos las intenciones tampoco, y se torna muy difícil, estamos buscando la manera de poder sostener esto”, remarcó.

Consideró que “hasta que no cambie la política nacional, no veo ningún beneficio en la economía ni que vaya a cambiar algo. La esperanza es que cambie el Gobierno nacional y a esta altura todo el mundo se ha dado cuenta de que lo que está haciendo el Gobierno nacional es para unos pocos y los que están bien son ellos, que son tres o cuatro grupos económicos. Después no hay beneficios para ningún trabajador, hay cierres por todos lados, de fábricas que tienen una trayectoria de años”, enfatizó.

También cuestionó las designaciones de funcionarios nacionales en cargos clave vinculados con controles que deben hacerse frente al abuso de precios. “Ponemos el lobo a cuidar las ovejas, porque vemos que en cada ministerio está justo el que tiene que ser regulado, y está regulando el área de él. Es una cosa de locos. Es tan ridículo como poner a Barreda a cargo de la Secretaría de la Mujer”, comparó.

Por último señaló que “el que tenía más empleados ha reducido al máximo, sobre todo con los problemas que hay con la AFIP, porque si no se paga el 931, aportes patronales, te embargan las cuentas, te inmovilizan, y es difícil llevar un negocio adelante así, por lo cual están todas las trabas para nosotros”, finalizó.