Breves
Aldo Núñez, imputado del femicidio de Nilda Núñez, ocurrido en Tolhuin en julio del 2016, se negó a brindar declaraciones ante el Tribunal de Juicio.
Aldo Núñez, imputado del femicidio de Nilda Núñez, ocurrido en Tolhuin en julio del 2016, se negó a brindar declaraciones ante el Tribunal de Juicio.

Aldo Núñez no declaró por el femicidio de Nilda Núñez

Con una demora de alrededor de 1 hora 45 minutos, el Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte, dio inicio ayer al debate oral y público en el que se juzga la responsabilidad penal de Aldo Javier Núñez, a quien se le endilga el femicidio de quien en vida fuera su ex pareja, la joven Nilda Núñez. El acusado no declaró y tras testimonios video filmados con anterioridad, de familiares de la víctima, se pasó a un cuarto intermedio hasta este martes a las 9:30 horas.

Durante la presentación de la plataforma acusatoria, el fiscal Eduardo Tepedino, circunscribió el momento en que habrían ocurrido los acontecimientos en el interior del domicilio de la víctima, sito en calle Pedro Oliva al 900 de la ciudad de Tolhuin, lugar en que Nilda residía junto a sus dos hijos, de 5 y 2 años.

Desde su acusación el Fiscal, realizó una pormenorizada descripción del estado en que fue hallado el cuerpo de la víctima seccionado.

El doctor Tepedino señaló que la víctima fue vista por última vez con vida el día 17 de junio de 2016, aunque dos vecinos de la vivienda de aquella también expresaron haber escuchado, los días 20 ó 21 de junio, entre las 21:30 y las 22:00 horas, una acalorada discusión a viva voz entre un hombre y una mujer proveniente del sector donde se encuentra la vivienda, que finalizó al cabo de unos instantes con el ruido provocado por un fuerte golpe.

En relación a las causas que provocaron la muerte de la mujer, de las conclusiones de la labor pericial, se pudo establecer que la víctima presentaba un traumatismo de cráneo severo, con fractura de cráneo vital, cuyo deceso pudo producirse por asfixia mecánica en la región laríngea. También determinó que ambos eventos (el trauma craneal y la asfixia), resultaban contemporáneos.

Para la Fiscalía y la parte querellante representada por los doctores Matías Pérez Iglesias y Carlos Fonrouge Kaufman, la conducta antes descripta encuentra adecuación típica en el delito de homicidio doblemente agravado, por haber sido cometido contra una persona con quien mantenía una relación de pareja (homicidio agravado por el vínculo), y por tratarse, la víctima, de una mujer y el hecho fue perpetrado por un hombre mediando un contexto de violencia de género (femicidio).

Posteriormente y ante los jueces que integran el Tribunal de Juicio, doctores Juan José Varela, Daniel Ernesto Borrone y Eduardo López, el imputado se negó a prestar declaración testimonial. Tras lo cual se procedió a proyectar en el reciento los testimonios de la madre y hermana de la víctima.

El debate se reanudará mañana martes, a partir de las 9:30.