Breves
AFARTE respaldó la necesidad de prorrogar el subrégimen industrial, según su propio titular, Federico Hellemeyer, quien además renovó el compromiso de cumplir el acuerdo con la UOM.
AFARTE respaldó la necesidad de prorrogar el subrégimen industrial, según su propio titular, Federico Hellemeyer, quien además renovó el compromiso de cumplir el acuerdo con la UOM.

AFARTE respaldó la necesidad de prorrogar el subrégimen industrial

El titular de AFARTE Federico Hellemeyer, tras el comunicado de respaldo emitido por la organización en respaldo del proyecto de prórroga del subrégimen industrial, ratificó por FM Del Pueblo “el compromiso respecto de cualquier gestión que se lleve adelante para obtener una prórroga del régimen, porque la alternativa es impensable”.

Río Grande.- AFARTE respaldó la necesidad de prorrogar el subrégimen industrial, según su propio titular, Federico Hellemeyer, quien además renovó el compromiso de cumplir el acuerdo con la UOM.

“Nosotros representamos un montón de empresas que desarrollan su actividad en el marco del subrégimen industrial y por ende estamos interesados en que este subrégimen siga existiendo”, aseguró, y remarcó que la visión de AFARTE es que “la prórroga es una responsabilidad de toda la comunidad y cada uno desde su lugar tiene que llevar adelante todo lo necesario para lograrla”.

“El gobierno provincial ha merituado que estratégicamente este es un camino viable para llevar adelante la gestión y no podemos estar más de acuerdo con el tema de fondo, que es la necesidad de prorrogar el subrégimen industrial y brindar la certidumbre que necesita la actividad industrial nuestra y todas las actividades, para seguir desarrollándose”, dijo.

Rescató “el espíritu del 3 de noviembre de 2017, cuando la gobernadora hizo la convocatoria en la Casa de Gobierno, respecto de las noticias que se habían conocido por la reforma tributaria y la amenaza del quite de los impuestos internos a todos los productos electrónicos, nacionales e importados. En esa convocatoria estuvimos presentes absolutamente todos, el sector empresario, el sindical, oficialistas y opositores. Este tema excede todo tipo de banderas y todos tenemos que dejar nuestra ideología y nuestros propósitos de lado, y contribuir”, instó.

“La semana pasada esto fue tomado por la representación sindical de Río Grande con su caminata, esta semana la gobernadora puso sobre la mesa este proyecto y nosotros no queríamos dejar de expresar nuestra voz, porque estamos totalmente alineados con la posibilidad de lograr mayor certeza con la prórroga del subrégimen”, explicó sobre la decisión de sentar una postura a través del comunicado.

Dado que se habla de una prórroga por diez años en este proyecto, lo atribuyó al plazo posible que se pudo negociar con los legisladores de otras provincias. “Si uno lee el proyecto, la argumentación más fuerte plantea equiparar el subrégimen con Manaos, y eso implica 50 años más a partir de 2023. Este intento de la provincia es bastante novedoso, porque antes fue todo por decreto y esta vez lo que quiere la provincia es una ley. Esto implica negociar con legisladores de otras provincias y evidentemente de esa negociación surgió esta iniciativa de un primer tramo de prórroga hasta el 2033, y un segundo tramo de prórroga que es facultad del Ejecutivo, hasta el 2043, en función del cumplimiento de determinados presupuestos, que tienen que ver con el desarrollo de la productividad de la industria. Creo que esto ha sido producto de la negociación política con los legisladores de otras provincias”, estimó.

Respecto de la situación de la industria fueguina, dijo que “la coyuntura es muy mala, estamos en una crisis económica muy grave y lo que nos llegan a nosotros son señales de mucha recesión. Nosotros queremos seguir fabricando productos electrónicos, de manera cada vez más competitiva, con mayor tecnología y sosteniendo un aspecto muy importante: que somos una industria empleadora de mano de obra intensiva”, remarcó.

Apuntó que “el 38% del producto bruto geográfico es la industria y, dentro de ese 38% nosotros representamos la mitad, pero en materia de empleo representamos el 70% de la industria manufacturera y eso habla a las claras de la mano de obra intensiva que empleamos. Nosotros queremos sostener el trabajo, la inversión y queremos seguir haciendo productos electrónicos”, enfatizó.

Si bien “la situación es complicada”, aseguró que “el compromiso es seguir manteniendo el acuerdo firmado con la UOM y nuestra voluntad es que pueda cumplirse con el mantenimiento de las dotaciones. Por supuesto dependemos de que retorne cierto nivel de consumo que nos permita fabricar, porque con estos niveles de consumo no podemos fabricar y aparecen las suspensiones, que son medidas que se toman para conservar las fuentes de trabajo. Hoy tenemos la producción muy parada y muchas empresas tienen que suspender, o bien adelantan el período de vacaciones y recurren a herramientas para campear este momento de incertidumbre. Pero el acuerdo está vigente y hay que mantenerlo”, concluyó.