Breves
La Fiscalía pidió una pena de 10 años de prisión para sujeto que enfrenta al Tribunal de Juicio por el presunto abuso sexual de su hija menor, la cual presenta un leve retraso madurativo.
La Fiscalía pidió una pena de 10 años de prisión para sujeto que enfrenta al Tribunal de Juicio por el presunto abuso sexual de su hija menor, la cual presenta un leve retraso madurativo.

Acusado de abuso podría enfrentar pena de 10 años de prisión

La Fiscalía pidió diez años de prisión para el acusado de abusar sexualmente de su hija biológica. Lo hizo en la audiencia correspondiente a la etapa de alegatos que se desarrolló este lunes, al reanudarse en el Tribunal de Juicio en lo Criminal del Distrito Judicial Norte, el juicio oral no público por la causa N° 678/16 caratulada “A,.V.H.R. s/ abuso sexual agravado”.

El Tribunal dispuso que este miércoles 29 de marzo a las 10, se dé al acusado la posibilidad de prenunciar sus últimas palabras, antes de que los jueces den lectura a la sentencia.

La fiscal Verónica Marchisio solicitó que se aplique la pena de diez años de prisión de cumplimiento efectivo por considerar que el acusado es el autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal, agravado por haber sido cometido por un ascendiente y contra una menor de dieciocho años aprovechando la convivencia preexistente con la misma.

La funcionaria basó sus argumentos en los informes de las pericias que fueron practicadas sobre la víctima, por parte de los profesionales de la salud que integran el cuerpo de peritos forenses.

En el escrito quedó plasmada la existencia de lesiones que corresponderían a un hecho de abuso que la víctima habría sufrido de manera anterior, y se evidenciaron nuevas lesiones que estarían directamente relacionadas con los hechos que actualmente están siendo juzgados.

El informe de la pericia psicológica deja constancia que, si bien la menor presenta una disminución neurológica, la niña es capaz de identificar el autor de los hechos y que producto de las situaciones sufridas, naturalizaba los abusos.

En tanto, la defensa que se encuentra representada por el doctor Mariano Sardi, peticionó la absolución del acusado al fundamentar que los hechos juzgados no son atribuibles a su defendido.