Breves
“Hay un camino enorme para recorrer hasta la hora de votar y sin dudas va a haber un diálogo y debate permanente. La mirada que nosotros tenemos es que sea ley”, ratificó el senador Julio Catalán Magni.
“Hay un camino enorme para recorrer hasta la hora de votar y sin dudas va a haber un diálogo y debate permanente. La mirada que nosotros tenemos es que sea ley”, ratificó el senador Julio Catalán Magni.

Aborto legal: “Hay un camino enorme para recorrer antes de votar”

El senador Julio Catalán Magni cifró grandes expectativas en la jornada de hoy, en la que se someterá a votación la interrupción voluntaria del embarazo, luego de una extensa ronda de discursos en los que cada parlamentario sentará su postura, y una vigilia frente al Congreso de organizaciones a favor y en contra del proyecto que aprobó la Cámara de Diputados. Si bien reconoció que no hubo votos suficientes como para emitir dictamen, abrió la posibilidad de una aprobación en general y de introducir modificaciones en la votación en particular, con lo cual el proyecto deberá volver a la Cámara baja. De no prosperar hoy, adelantó que volverán a presentarlo, porque “no podemos negar que este tema ya está en la agenda y que generacionalmente esto no se va a poder sacar de la agenda. Si no es ahora, no creo que se dilate demasiado”, confió. Cuestionó al gobierno nacional por la bajada de línea a sus representantes, luego de abrir el debate y encontrarse con un revés en Diputados, y pidió tratar el tema “con seriedad”. También cargó contra algunos parlamentarios indecisos que están “especulando” con el impacto en el electorado de su provincia.

Río Grande.- En una jornada histórica para el país, cualquiera sea el resultado, la Cámara de Senadores definirá si se legaliza o no la interrupción voluntaria del embarazo. El senador Julio Catalán Magni dialogó con Radio Nacional Ushuaia sobre sus expectativas, de cara a un escenario en el Congreso que reunirá multitudes de uno y otro bando, que seguirán las alternativas del debate en el recinto.

“Esperamos que sea un día democráticamente pleno, donde cada uno pueda manifestar lo que siente y que obviamente pueda expresar en el recinto su mirada sobre un tema tan sensible, y que a la hora de votar cada uno pueda acompañar con libertad la posición con la que esté más identificado en este momento de la historia”, dijo.

“Hay un camino enorme para recorrer hasta la hora de votar y sin dudas va a haber un diálogo y debate permanente. La mirada que nosotros tenemos es que sea ley”, ratificó.

“La media sanción que vino de la Cámara baja, luego del paso de más de 700 expositores a lo largo de dos meses, más un mes debatiendo en la Cámara Alta, permitió enriquecer muchísimo la media sanción. Se plantearon en el plenario de comisiones algunas modificaciones, pero no se pudo dictaminar”, señaló.

“Los que se identifican con los celestes no quieren hacer ningún tipo de modificación, quieren poner blanco sobre negro y votar por sí o por no. Los que nos identificamos con los verdes planteamos modificaciones con la suficiente apertura a la hora de debatir el tema, para lograr la mejor ley posible, y dar una respuesta a la sociedad”, contrastó.

“Claramente si hay modificaciones en el recinto, esto hace que el proyecto deba volver a la Cámara baja, donde deberá ser votado nuevamente. Pero si no se accede a ninguna modificación y la votación en el recinto no es favorable respecto del resultado que tuvo en la Cámara baja, el proyecto pierde estado parlamentario y vuelve a fojas cero”, explicó.

Frente a este último escenario, “la discusión podría arrancar nuevamente en agosto del año que viene, pero sería una medida claramente dilatoria, con muy pocas ganas de dar respuesta y con muy poca apertura a la hora de debatir un tema muy sensible con el objetivo claro de convertirlo en ley. Los que están identificados con los celestes no están parados en este lugar, y seguramente en el recinto va a haber una interpretación reglamentaria y esta mirada va a entrar en discusión”, avizoró.

Lamentó que en el plenario de comisiones no se logró dictamen, porque “no hubo la cantidad de firmas suficiente. Lo único que se puede plantear en el recinto es que se vote en general el proyecto que vino de la Cámara baja y después en particular, y ahí tratar de que se pueda llegar a alguna modificación. Esto me parece que, dentro de todo lo desprolijo que ha sido el proceso legislativo, sería lo más sensato”.

“Lo ideal hubiese sido lograr un dictamen unificado en el plenario de comisiones, con todas las modificaciones que planteaban distintos senadores. Se debió haber accedido a esas modificaciones, lograr un dictamen unificado, debatido y consensuado, para ponerlo a consideración en el recinto. Igualmente hubiese regresado a la Cámara baja, para que ratifique o no ese dictamen. En este caso los enrolados en los pañuelos celestes no quisieron debatir ninguna modificación y se anclaron en que no quieren saber absolutamente nada con poner en la agenda este tema”, indicó.

No obstante, si no es este año, espera que el debate se retome el año que viene: “De acá a futuro empezaríamos a ver alguna otra ley para articular alguna legislación más contemplativa. Claramente la mirada que tienen los celestes es no debatirlo y nunca más ponerlo en debate, pero para la sesión queda una herramienta legislativa, que es votar en general, para después empezar a votar en particular cada artículo y que, ante las diferencias, los artículos se puedan modificar”.

Catalán Magni advirtió que la despenalización del aborto no se va a correr de la agenda aunque hoy le den la espalda la mayoría de los senadores. “No podemos negar que este tema ya está en la agenda y que generacionalmente esto no se va a poder sacar de la agenda. Si no es ahora, no creo que se dilate demasiado, porque se va a dar en el menor tiempo posible y alguno de nosotros le va a dar estado parlamentario. El gobierno no va a poder negar la necesidad de abordar este tema, con la seriedad que corresponde y amerita, y no dilatándolo como están haciendo”, cuestionó.

Atribuyó a Cambiemos la presión ejercida sobre varios senadores, porque “perdieron la votación en la Cámara baja y a partir de ahí se dieron cuenta de que la sociedad estaba pidiendo otra cosa, por eso en la Cámara alta actuaron totalmente diferente”.

Lo cierto es que el punteo de votos “está muy ajustado. Hay muchos indecisos, y muchos que están especulando hasta último momento”, afirmó, exponiendo que algunos de sus pares están midiendo si su decisión les da “un voto más o un voto menos, o qué opina tal o cual culto, o cómo impacta en su electorado. La política debe estar a la altura de debatir temas tan sensibles sin estar metiendo la cola de todo lo que enmarca la vieja política, con el constante oportunismo y buscando qué los posiciona mejor dentro del electorado. Esto pesa más que las convicciones que cada uno pueda tener”, aseveró.

 

Decepción con Boyadjián

 

El senador también hizo pública su decepción respecto de la senadora fueguina Miriam Boyadjián, que decidió ponerse al frente de la bandera de las dos vidas y pidió a la gobernadora que intervenga y baje la orden tanto a CatalánMagni como al senador Ojeda, para que cambien de posición. “Con Miriam nos conocemos de toda la vida, pero tengo cierta desilusión, porque estas cosas no ameritan que se manejen de esta manera. Yo le contesté de la misma manera que ella instaló el tema. Ella estuvo un par de días antes conmigo en el lanzamiento del Premio de La Hermandad y no me hizo ningún comentario. Por la relación que tenemos, hemos debatido muchos temas personalmente; pero ella a través de las redes pidió esta bajada de línea de la vieja política y yo le contesté de la misma manera, porque me parece que no es el momento, ni el ámbito, ni el tema para que expongan a nuestra gobernadora en un tema tan sensible”, dijo.

“La gobernadora fue a la manifestación (contra la despenalización) como Rosana Bertone, no como gobernadora de la provincia, y lo dijo claramente. Yo la respeto en la posición que toma, pero de ahí a que una legisladora nacional que es par mía intente instalar a través de las redes sociales una bajada de línea, no. Un tema como este no amerita una bajada de línea para cambiar miradas y Rosana lo sabe, porque lo único que nos compromete en un proyecto común es que a nuestros comprovincianos les vaya bien. En eso hemos trabajado y articulado con el Ejecutivo provincial, pero en este tipo de temas claramente no estamos de acuerdo”, sentenció.

Se le consultó si recibió muchas presiones de otros sectores o agravios por su postura pública a favor de la ley: “Pasó de todo y es propio de un momento sensible. Más allá de que alguno se ha corrido un poco de la línea, la mayoría han sido respetuosos, han preguntado y a cada persona que me preguntó, le he contestado con mucho respeto por qué yo tengo esta mirada sobre el tema. Desde el respeto nos hemos entendido. No tuve mayores problemas más allá de lo que siempre pasa en cualquier votación, porque algunos por las redes sociales, donde ocultan su identidad, se toman otra libertad a la hora de opinar. Eso siempre va a existir y no hay que darle mayor trascendencia”, señaló.

 

Suspensión del decreto 702

 

Por otra parte, el senador consideró la suspensión del ajuste a las asignaciones familiares como “una maniobra dilatoria pero no definitiva”, y apela a la unidad de los patagónicos para frenar los avances del macrismo sobre la región.

“La gobernadora fue la única mandataria que vino a poner su voz en el foro de senadores, nosotros hicimos una acción judicial en sintonía con los sindicatos, hicimos una manifestación política clara con nuestro presidente de bloque, con los intendentes, los legisladores provinciales, con los diputados, todos en contra; y además sumamos un proyecto de ley firmado por Ojeda, por mí y por nuestro presidente de bloque. Es la única provincia que tomó las acciones responsables que hay que tomar frente a una medida que no compartimos. Ahora viene una mesa fuerte de debate con los ministros de economía. Este camino de vuelta al FMI ha sido un paso atrás enorme luego de todo lo que habíamos avanzado en los últimos años en materia de desendeudamiento”, lamentó.

“Una vez que pasen estos días de mucho movimiento legislativo, vamos a generar una reunión del foro patagónico con la mayor cantidad de representantes posibles, del ámbito legislativo, ejecutivo, de los concejos deliberantes y de todos los patagónicos. El encuentro se va a hacer en Bariloche, porque es el lugar que mejor nos puede concentrar a todos, por una cuestión de distancia. De allí surgirá un pronunciamiento de todos los patagónicos para poner en agenda el malestar generado por este decreto, y se va a debatir responsablemente antes de que ingrese el presupuesto nacional el 15 de septiembre en la Cámara baja. Ese es el ámbito y no un decreto. Ojalá podamos seguir en esa línea y el Ejecutivo no lo dilate, sino que retrotraiga la decisión por el impacto que genera”, concluyó.