Breves
Sabrina Marcucci, secretaria de Políticas Sociales, Sanitarias y de Derechos Humanos de la Municipalidad de Ushuaia.
Sabrina Marcucci, secretaria de Políticas Sociales, Sanitarias y de Derechos Humanos de la Municipalidad de Ushuaia.

“A la fecha hemos entregado casi ocho mil módulos alimentarios”

La Secretaria de Políticas Sociales, Sanitarias y de Derechos Humanos de la Municipalidad de Ushuaia, Sabrina Marcucci, expuso el aumento de la demanda de asistencia social en la pandemia, y la importancia del trabajo articulado con los distintos niveles del Estado. Aseguró que esto se ha logrado con dependencias del gobierno nacional, no así con el gobierno de la provincia. Estimó que a la fecha han entregado ocho mil módulos, que no solamente incluyen alimentos sino elementos de higiene, para prevenir el contagio de Coronavirus.

Río Grande.- La secretaria de Políticas Sociales, Sanitarias y de Derechos Humanos de la Municipalidad de Ushuaia, Sabrina Marcucci, dialogó con Radio Universidad 93.5 sobre el incremento de la demanda de asistencia social en la capital fueguina, y sostuvo que “esta pandemia hizo que la planificación de nuestras acciones haya virado y tomaran otro rumbo totalmente distinto. Teníamos una mirada de ampliación de derechos, de desarrollo humano, más que volcada a la asistencia, pero hemos tenido un incremento exponencial de la demanda social”.

“Cuando el intendente Vuoto asumió la gestión se encontró con una Secretaría en la que prácticamente no había acompañamiento a situaciones de vulnerabilidad social, y solamente se acompañaba a 60 familias de Ushuaia. Se empezó a desarrollar un incremento de las propuestas sociales, vinculado con la ampliación de derechos y la ayuda a situaciones de emergencia. La Secretaría contiene las políticas sanitarias y el intendente incorporó la atención primaria de la salud, que no existía dentro de la esfera del municipio. Hoy estamos a la altura de las circunstancias de la nueva realidad social. El polo sanitario es producto de un entramado que ha realizado el intendente, la unidad sanitaria móvil es también una de las grandes inversiones que hizo el intendente en su primer gestión y hoy ha dado frutos, atendiendo situaciones muy complejas en los últimos meses”, destacó.

“Han crecido los programas que se brindan. El programa de inclusión social contiene a 500 beneficiarios, es una ayuda económica de 3 mil pesos mensuales que se da cada tres meses, renovable hasta diez meses. Otro programa de asistencia directa es el incremento de la equidad nutricional, a través de una tarjeta alimentaria que se implementó en noviembre del año pasado. Está dirigida a 400 beneficiarios y además están los módulos de alimentos. A la fecha hemos entregado casi 8 mil módulos y realmente es un número muy grande”, dijo.

“Todos los programas del municipio son complementarios de otros programas provinciales o nacionales, es decir que uno no excluye a otro, porque las ayudas sociales no cambian significativamente la realidad de un hogar, por lo tanto deben ser complementarias. En otras esferas del gobierno son excluyentes y esto termina perjudicando a la familia que está en una situación de vulnerabilidad”, comparó.

Remarcó que “el intendente no ha reducido ninguno de los programas sino que ha incrementado la asistencia social en una situación tan crítica como la que estamos viviendo hoy. Hay una asistencia mensual a casi 1.500 familias y todos los meses el municipio acerca el módulo de alimentos. No es solamente un módulo que incluye alimentos secos, sino insumos de higiene, que son de vital importancia en este contexto de emergencia sanitaria. Cada módulo alimentario implica una inversión de 3 mil pesos, y se entregan en forma mensual. La cantidad se va incrementando. En los primeros meses tuvimos un acompañamiento muy importante por el crecimiento exponencial de la demanda, y la presencia del Estado nacional a través del IFE provocó una meseta en el incremento de la demanda de equidad nutricional, porque el IFE impactó en los sectores más vulnerables. Esto demuestra que la articulación entre los niveles del Estado da como resultado un acompañamiento más efectivo a las familias que lo están pasando mal en estos momentos”, expresó.

Informó que esta semana se reunió con el titular de ANSES Ushuaia, César Colantonio, y por los datos proporcionados “hay alrededor de 12 mil beneficiarios del IFE dentro de Ushuaia. Es un número importantísimo, sobre todo para un municipio que no cuenta con la partida presupuestaria que tiene el Ministerio de Desarrollo Humano. Es de suma importancia articular estas acciones porque se logra una distribución mucho más eficiente de recursos”, dijo.

“Todo el equipo del intendente estamos escuchando día a día la realidad de los vecinos y tratando de contener la demanda de la mejor manera posible. Estamos teniendo un invierno muy crudo, el intendente ha dispuesto la distribución de leña, que se reparte de lunes a lunes en los barrios altos de la ciudad. También se distribuye agua en los barrios que no cuentan con los servicios, aun sabiendo que no es responsabilidad del municipio garantizar los servicios a la gente, pero sí garantizar el acceso a servicios esenciales, que en el día de hoy son cuestión de vida o muerte. Una persona que no tiene agua en su casa tiene muchas más probabilidades de contraer coronavirus que aquella que se puede higienizar como corresponde”, planteó.

“La verdad se ha hecho un despliegue territorial enorme, el operativo está a cargo de la Secretaría de Hábitat, de Ambiente, de Políticas Sociales, y el nivel de compromiso que tiene el intendente se traduce en las agendas de trabajo semanales de todas las secretarías. Si hay algo que recibimos diariamente de los vecinos y vecinas es el agradecimiento hacia el intendente por el compromiso y por haberse puesto al frente en una situación tan crítica como la que vivimos, y dar respuestas en todas las esferas, sanitarias, sociales, y de demanda de servicios básicos, que no es potestad del municipio resolverlo de manera estructural. Igualmente está el acompañamiento para que estos vecinos no pasen frío, no pasen hambre y tengan el agua en su casa para higienizarse y prevenir la propagación del virus”, indicó.

Respecto de la transitabilidad en las zonas altas, informó que “está a cargo de la Secretaría de Obras Públicas y se garantiza el acceso a estos sectores. El agua y la leña se entregan porque los caminos están transitables. De no ser así, no podríamos estar garantizando este acompañamiento”.

 

Sin articulación con el Gobierno

 

Consultada sobre la posibilidad de coordinar tareas con el área de Desarrollo Humano, lamentó que “en materia social no hemos logrado articular con el gobierno provincial. Estamos teniendo reuniones con distintos organismos nacionales para empezar a trabajar en la posibilidad de incrementar algún programa. Esto es muy importante, porque el municipio no cuenta con todos los recursos para poder solucionar de manera estructural la realidad de los vecinos que la están pasando mal. El diálogo con el gobierno nacional es permanente, con la delegación de PAMI estamos trabajando muy bien, al igual que con ANSES. Contamos con el apoyo de la concejala Laura Ávila, de la legisladora Victoria Vuoto, es decir que tenemos un entramado de compañeros y compañeras que nos ayudan muchísimo. Hoy necesitamos unificar los esfuerzos para garantizar que los recursos lleguen de la mejor manera. Nadie lo puede hacer en soledad y estamos trabajando de forma coordinada con todos los sectores que nos habilitan esta coordinación. Con algunos es mucho más fácil, y con otros se nos hace más difícil”, concluyó.