Breves
Bombares

SUTCAPRA

Reconocen que se incrementó la presencia policial fuera de los boliches

El secretario General del SUTCAPRA, Rama Control, Admisión y Permanencia; se refirió a la situación que existe en los boliches bailables y lugares de diversión nocturna. El gremio venía reclamando mayor presencia policial y reconocen que, durante el fin de semana que pasó, se notó un refuerzo en la seguridad. Bombares pidió que tenga continuidad la presencia policial fuera de los eventos, “porque eso es lo que pedimos, lo que solicitamos y lo que necesitamos”. También se refirió a la situación con los menores y las fiestas clandestinas.

 

Raúl Bombares, secretario General del SUTCAPRA, Rama Control, Admisión y Permanencia; se refirió a la situación que existe en los boliches bailables y lugares de diversión nocturna, mencionando que “en este fin de semana hubo una inspección más exhaustiva por parte de la policía de la provincia, en todas las ciudades. En Ushuaia, prácticamente, no se hacía este tipo de controles y este fin de semana empezaron, rindiendo sus frutos porque no hubo ningún tipo de inconveniente en los espacios donde están nuestros compañeros controladores de admisión y permanencia”, destacó el dirigente gremial.

Manifestó que la medida “es efectiva y, obviamente, nosotros pedimos que se sostenga en el tiempo y que no sea solamente un fin de semana, para luego olvidarnos de la problemática de seguridad que tiene la provincia; durante los fines de semana. Ojalá tenga continuidad la presencia policial fuera de los eventos, porque eso es lo que pedimos, lo que solicitamos y lo que necesitamos”, remarcó Bombares.

Respecto de la presencia de menores de edad en esos lugares, confirmó que “se ha frenado en un 100%, justamente porque han tomado conciencia de las consecuencias económicas. Entonces los dueños de los boliches bailables están haciendo cumplir a rajatabla el tema de la solicitud de documentos, justamente para evitar el ingreso de menores de 18 años”, señaló el dirigente del SUTCAPRA.

Dijo que lo hacen para evitar ser clausurados o multados, recordando que “es siempre por ese lado que actúa el Municipio y, justamente, la aplicación de multas por parte de la Municipalidad de Río Grande es una forma de evitar que ingresen menores. Así se ha frenado totalmente el ingreso de menores, que tenían algunos boliches, que todavía trabajaban con cierta cantidad de menores a los que muchas veces el controlador no podía identificar, porque iban con documentos adulterados”, indicó.

Respecto de las fiestas clandestinas, que también fueron denunciadas desde el gremio, confirmó Bombares que las mismas “siguen, aunque en menor cantidad porque estamos a finales de mes y no hay dinero. Pero arrancan los primeros días de mes, cuando se cobra, y son entre cinco y siete fiestas clandestinas por fin de semana”, advirtió.

Raúl Bombares insistió en manifestar que “la idea es que la policía no deje de controlar, no solamente los espacios habilitados por el Municipio sino también las denuncias telefónicas. Desde nuestra organización sindical también hacemos denuncias, con presencia en las comisarías para advertir que hay algún evento que no corresponde, que es ilegal y que no tiene las medidas de seguridad, ni las sanitarias correspondientes”.

“Cuando eso sucede lo informamos y la idea es que sigan los controles, por eso también apelamos a la parte política, porque ellos son quienes manejan a la policía”, concluyó el  secretario General del SUTCAPRA, Rama Control, Admisión y Permanencia