Breves
ACTO 11

Memoria, Verdad y Justicia

Hubo actividades de organismos de Derechos Humanos en toda la provincia

Al cumplirse un nuevo aniversario desde el comienzo de la última dictadura militar que asoló la Argentina, las Multisectoriales de Derechos Humanos de Río Grande, la de Ushuaia y organizaciones de Tolhuin, convocaron a diferentes actividades. En Río Grande hubo una numerosa movilización y posterior acto.

 

En Río Grande se convocó a las 17:30 horas a concentrarse frente al Casino de Oficiales del BIM 5 en la esquina de Espora y San Martín, lugar donde fuera asesinada la docente Florencia Angélica Rojas Gutierrez en la etapa final de la dictadura, allí el docente Elías Piñeiro pronunció palabras alusivas recordando a la maestra asesinada.

Desde allí se marchó, con el acompañamiento de organizaciones sociales, de jubilados y pensionados, gremiales y políticas; hasta el Espacio de la Memoria, en Mackinlay y Belgrano; donde a las 18 horas arrancó el acto central. Por la mañana, la Multisectorial participó de la sesión del Concejo Deliberante donde la docente Verónica Andino leyó el documento que por la tarde se compartiría en el acto.

Por el lado de Ushuaia, se convocó a una Radio Abierta que se realizó en la esquina de Fadul y San Martín, dónde se presentaron bandas musicales y hubo distintas intervenciones artísticas. En Tolhuin se inauguró, a las 11 de la mañana, el Espacio de la Memoria, por la Verdad y la Justicia. La iniciativa fue de Abuelas de Plaza de Mayo, la Red por el Derecho a la Identidad de Tierra del Fuego y el CoNaDI.

 

Un documento político

 

El documento que se leyó en el acto de Río Grande, entro otras conceptos, señalaba que “Desde la Multisectorial por los Derechos Humanos de Río Grande junto con diversas organizaciones sociales, gremiales, estudiantiles, feministas y políticas, del campo popular decidimos; en estos tiempos críticos que estamos atravesando a nivel local, provincial, nacional y mundial, referirnos como  siempre lo hacemos a los temas necesarios para reafirmar nuestro compromiso con esa lucha permanente por la Memoria, la Verdad y la Justicia; pero sin esquivar –también como solemos hacerlo- esas situaciones que nos atraviesan y que se imponen en nuestra agenda, porque hacen a la vida de todos, todas y todes, afectándonos duramente”.

Luego se advertía que “Sin lugar a dudas, la discusión en torno al pago al FMI, es una de esas cuestiones que van a signar nuestra vida y la de las generaciones que vienen; atándonos al pago de una deuda que no se puede definir ni como legítima ni justificada”.

“Si bien para algunos es un debate “histórico” porque se lleva adelante en el ámbito del Congreso de la Nación para nosotros se trata simplemente del blanqueo de una estafa y la legalización de un endeudamiento al servicio del enriquecimiento de un sector de millonarios, que será pagado con recesión, quita de derechos y empobrecimiento”, mencionaba el documento.

Manifestando más adelante que “Una vez más como hace 46 años, la legitimación de esta estafa garantiza, la impunidad de los y las responsables directos, como lo hizo la Dictadura, en su momento, estatizando la deuda privada.  Ayer, la Dictadura Cívico-Militar, hoy Mauricio Macri y Alberto Fernández son responsables de una deuda y un acuerdo que solo traerá miseria para el pueblo”.

“Y acordar con el Fondo significa avalar el saqueo colonial que hace un capitalismo en crisis y dejar que vayan por nuestros recursos naturales, por nuestros bosques, nuestro petróleo, por el agua y por la vida misma. Es permitirles avanzar con métodos como el fracking, las plataformas offshore, la tala indiscriminada, el uso del agua de nuestros lagos y ríos sin control; generar catástrofes ambientales, envenenar nuestros alimentos, profundizando un ecocidio que debe ser frenado de inmediato”, remarcaron desde la Multisectorial.

Se dijo también que “La decisión de pagar la deuda ilegítima e ilegal significa recortes en salud, en educación y en derechos para la clase trabajadora; significa represión ante los reclamos; significa, una vez más, tener que salir a la calle para defender lo que tantos años y lucha costó conseguir y enfrentar a las fuerzas represivas”.

Luego hubo un pronunciamiento sobre las guerras en Ucrania, en África y Medio Oriente, repasando que “Hace 40 años los argentinos también vivimos una guerra. Un reclamo justo y tan sentido por nuestro pueblo, como el de la devolución de ese territorio arrancado al país y a nuestra provincia y ocupado por el colonialismo inglés, desde hace tantísimos años. Pero ese reclamo no puede ocultar otro que se viene dando desde el inicio de la guerra, porque son también 40 años de impunidad para los responsables de las torturas que sufrieron los soldados argentinos por responsabilidad de sus propios jefes militares”.

“Desde esta convocatoria queremos denunciar la insoportable e injustificable lentitud con la cual la jueza Mariel Borruto y la Justicia Federal llevan la causa. Exigimos celeridad y que se llame a declarar, de manera inmediata, a todos los imputados por esos aberrantes hechos.  Malvinas fue territorio de tortura y por eso pedimos Memoria, Verdad y Justicia por nuestros soldados”, indicaron.

Finalmente se dijo que “Por eso y por todos y cada uno de los derechos vulnerados una vez más nos encontramos en este espacio haciendo ejercicio de Memoria, reclamando la Verdad pidiendo Juicio y castigo por Juan Carlos Mora, Silvia González, Guillermo Barrientos, Florencia Angélica Rojas Gutiérrez, Marcela Andrade, por los y las 30.000 compañeras y compañeros detenidos desaparecidos, que hoy siguen presentes”.