Breves
Mediante resolución 254/21 fechada el 30 de agosto pasado y publicada en el Boletín Oficial, la Secretaría de Ambiente dio el visto bueno a la evaluación ambiental del proyecto denominado Planta Procesadora de Gas Natural Cabo Domingo.
Mediante resolución 254/21 fechada el 30 de agosto pasado y publicada en el Boletín Oficial, la Secretaría de Ambiente dio el visto bueno a la evaluación ambiental del proyecto denominado Planta Procesadora de Gas Natural Cabo Domingo.

Aprobaron el impacto ambiental para Planta Compresora de Gas en Cabo Domingo

La Secretaría de Ambiente aprobó el estudio de impacto ambiental de la obra que será ejecutada por Coninsa SA a 18 kilómetros de Río Grande, que permitirá el correcto abastecimiento del servicio de gas de la ciudad. Se firmó un convenio entre la provincia, Camuzzi y la Misión Salesiana en donde se otorga el permiso tanto de paso como de ocupación del terreno. A partir de ahora la empresa debe gestionar los permisos para iniciar la construcción.

Río Grande.- Mediante resolución 254/21 fechada el 30 de agosto pasado y publicada en el Boletín Oficial, la Secretaría de Ambiente dio el visto bueno a la evaluación ambiental del proyecto denominado Planta Procesadora de Gas Natural Cabo Domingo.

El estudio de impacto ambiental fue solicitado a la empresa contratista Coninsa SA por el Ministerio de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos de la provincia y elaborado por la firma Origo Consultoría Ambiental según los requerimientos mínimos establecidos en la Ley Provincial 55.

Según indica la resolución, el proyecto consiste en la construcción y montaje de una planta compresora de gas natural en la progresiva Pk.41+500 del gasoducto fueguino operado por Camuzzi Gas del Sur SA y la realización de los trabajos conexos de vinculación a dicho gasoducto ocupando una superficie de 684,4 ha.

El área del proyecto se ubica en el departamento de Río Grande, a 18 kilómetros al noroeste de la ciudad, en el kilómetro 2825 de la Ruta Nacional N°3 no presentándose poblaciones cercanas.

El uso del suelo actual del predio donde se construirá la planta compresora de gas natural corresponde a actividad ganadera extensiva, así como a transporte de gas natural identificado catastralmente como sección rural, parcela 36, inscripto su dominio en el registro de propiedad inmueble a nombre de la Institución Salesiana.

Allí se recuerda que, oportunamente, se firmó un convenio entre la provincia, Camuzzi y la Institución Salesiana en donde se otorga el permiso tanto de paso como de ocupación del terreno.

Según el EIA, el responsable de la ejecución de la instalación de la planta compresora de gas natural será la empresa CONINSA S.A. Una vez ejecutada y habilitada la obra, la misma será transferida por la provincia a la firma Camuzzi Gas del Sur SA para su mantenimiento y operación.

Cabe recordar que en el año 2018 se celebró un convenio para administración e inspección de la obra: Interconexión gasoducto San Martín y Gasoducto Fueguino e instalación de la planta compresora Río Grande y operación y mantenimiento de las instalaciones” entre la provincia y la firma Camuzzi para garantizar la normal y eficiente prestación del servicio.

La resolución emanada de la Secretaría de ambiente detalla que, “tras identificarse en el área de influencia del proyecto un gasoducto de 6″ no declarado en el EIA perteneciente a la empresa ROCH SA cercano al Loop 12″ de la empresa Camuzzi Gas del Sur SA, intervino la Secretaría de Hidrocarburos ya que dicho gasoducto quedó dentro del predio de la futura planta, cercano a las instalaciones edilicias de la misma”.

De esta manera, “la Secretaría de Ambiente, a través de la Dirección General de Gestión Ambiental, solicitó información a la empresa ROCH sobre dicho gasoducto informándose que el mismo está en servicio y es operado por esta firma, detallando además las condiciones de operación”.

Teniendo en cuenta que tanto la provincia como la empresa contratista, Roch y Camuzzi deben considerar acciones que permitan garantizar la ejecución del proyecto de manera segura, para evitar riesgos hacia las personas y el ambiente en relación a la identificación del ducto de 6″ de la firma ROCH en el mismo sitio de emplazamiento que la planta compresora propuesta; en el EIA se detallaron la generación de efluentes líquidos, de residuos sólidos y semisólidos, de emisiones gaseosas y la producción de ruidos y vibraciones y de emisiones de calor y generación de emisiones gaseosas y material particulado y la respectiva gestión ambiental de los mismos. A su vez se ha detallado la tecnología a utilizar, instalaciones, equipos y maquinarias, el consumo anual de agua, de combustible y de otros insumos y los impactos sobre el ambiente, atmósfera, el suelo, los procesos ecológicos, el ámbito sociocultural y paisajístico y la valoración de los mismos.

También se presentó un plan de gestión ambiental y un plan de contingencias ambientales.

Luego de la evaluación del proyecto, análisis de antecedentes y verificación in situ, se concluye que no serían esperables impactos negativos significativos sobre el ambiente si se aplican las debidas medidas de mitigación y los planes de gestión ambiental propuestos y las medidas de protección ambiental requeridas durante la construcción y puesta en marcha de la obra.

Fuente: Diario El Sureño.