Breves
La empresa Silversea Cruises anunció que a partir de noviembre comenzará a atracar en los puertos del sur de Chile, en lugar de Ushuaia, ante la indefinición del gobierno nacional sobre el protocolo a aplicar, a poco más de un mes de la apertura de la temporada.
La empresa Silversea Cruises anunció que a partir de noviembre comenzará a atracar en los puertos del sur de Chile, en lugar de Ushuaia, ante la indefinición del gobierno nacional sobre el protocolo a aplicar, a poco más de un mes de la apertura de la temporada.

Murcia cuestionó la falta de definiciones del Gobierno argentino

A poco más de un mes de la apertura de la temporada, el Gobierno nacional no definió los protocolos luego de fijar la fecha del 20 de octubre y se desconoce si los turistas tendrán que hacer cuarentena antes de embarcar. Hasta el momento se conoce la resolución administrativa pero no el procedimiento, y ya la primera gran empresa de cruceros antárticos anunció que no va a operar en Ushuaia sino en Punta Arenas y Puerto Williams, luego de un acuerdo con Chile. El presidente de la Dirección de Puertos, Roberto Murcia, expuso la preocupación por la demora, con la expectativa de que arriben al puerto unas 300 embarcaciones en la temporada de verano, pero todas las reservas están pendientes de confirmación. “El protocolo del puerto de Ushuaia fue presentado el año pasado y el gobernador la semana pasada le ha planteado al gobierno nacional que es necesaria una pronta definición”, sentenció.

Río Grande.- La empresa Silversea Cruises anunció que a partir de noviembre comenzará a atracar en los puertos del sur de Chile, en lugar de Ushuaia, ante la indefinición del gobierno nacional sobre el protocolo a aplicar, a poco más de un mes de la apertura de la temporada.

Se trata de una empresa de cruceros de lujo y pertenece a grupo Royal Caribbean, el más importante del mundo. Particularmente realiza cruceros antárticos y es líder en esta propuesta, pero ya no será Ushuaia el punto de partida, sino Puerto Williams y Punta Arenas, por un acuerdo con Chile. Los cruceros Silver Cloud y Silver Wind partirán desde Punta Arenas, en tanto el Silver Explorer operará desde Puerto Williams, también en el país trasandino.

La demora argentina permitió a Chile recuperar la ruta y restablecer la navegación hacia el continente blanco, además de la inversión en logística en Puerto Williams que está realizando el país trasandino para mejorar los servicios; entre ellos el abastecimiento de combustible, en lo que había ganado terreno el puerto de la capital fueguina.

Por Radio Nacional Ushuaia, el presidente de la Dirección Provincial de Puertos, Roberto Murcia, dijo que “es una de las grandes empresas de cruceros y nos habían anticipado esto, porque la Argentina habilitó la temporada de cruceros a partir del 20 de octubre, pero todavía no se ha resuelto cómo va a ser la apertura de las fronteras. Silversea venía dialogando con las autoridades de Chile y aparentemente allí no tienen restricciones para ingreso de extranjeros”.

Aclaró que la pérdida de esta empresa no se trata de una mayor competitividad de los puertos chilenos, sino de la indefinición del gobierno argentino. “Chile está armando un nuevo muelle comercial pero nosotros también estamos trabajando en el nuevo muelle de pesca y en el polo logístico antártico. Hay mucho que se está haciendo en la provincia en materia de infraestructura. Desde Chile hace tiempo están trabajando para posicionarse como el puerto más austral del mundo y competir como puerta de entrada a la Antártida”, advirtió.

Se le preguntó si hay riesgo de que Royal Caribbean, empresa a la que pertenece Silversea, tome la misma decisión y opere desde Chile, y reconoció que hay preocupación sobre todo por los cruceros antárticos, porque en este punto “competimos con Chile, pero con los cruceros bioceánicos nos complementamos”.

“La decisión administrativa del gobierno nacional habilita tanto a los cruceros antárticos como a los bioceánicos, y muchos bioceánicos no han confirmado las recaladas porque en varios países hay decisiones sanitarias que se tienen que tomar, no solamente en Argentina. Si uno de los países no permite el ingreso de esos buques, directamente se cancela la ruta. Vivimos haciendo reuniones por Zoom con todas las empresas, con el gobierno nacional, el protocolo del puerto de Ushuaia fue presentado el año pasado, y siempre estamos en la misma con los bioceánicos: cuáles son las condiciones sanitarias de los países que complementan la ruta”, expuso.

 

Más pérdida de empresas

 

Puntualmente sobre los cruceros antárticos, existe el riesgo de que otras empresas como Silversea se trasladen a Punta Arenas esta temporada. “El gobernador la semana pasada le ha planteado al gobierno nacional que es necesaria una pronta definición, saber si va a haber o no cuarentena para los extranjeros que ingresen a la Argentina; especialmente para los pasajeros que vengan a hacer el crucero expedicionario, que ya es una navegación de cabotaje, porque estamos hablando de Ushuaia-Antártida-Ushuaia. Realmente esto dificulta muchísimo, porque la disposición administrativa señala que el 20 de octubre inicia la temporada de cruceros antárticos y bioceánicos, pero no determina cómo se va a ingresar a la Argentina. Eso es muy importante para las empresas operadoras. No se sabe si el extranjero va a tener que hacer una cuarentena de 7 días antes de ingresar a la Argentina, si la va a hacer al entrar al país, si la va a realizar abordo, o si no se le va a pedir cuarentena. Esta es la definición que estamos pidiendo”, precisó.

Recordó que “la propuesta del puerto de Ushuaia, que figura en el protocolo, es el traslado en burbuja desde el país de origen con una previa PCR. Esa burbuja continúa al ingreso a la Argentina hasta el aeropuerto y puerto de Ushuaia”. Actualmente el turista que ingresa a Ezeiza debe hacer una cuarentena de siete días, más PCR previa y posterior; y en los cruceros antárticos embarcan pasajeros que se trasladan a Ushuaia por vía aérea desde Ezeiza, por lo cual hay riesgo de que los extranjeros deban permanecer en Buenos Aires una semana antes de trasladarse al extremo sur.

“La provincia ya la semana pasada cumplió con el requisito de nación de establecer el corredor seguro desde el aeropuerto al puerto y hemos planteado una segunda alternativa, que es concentrarse en Buenos Aires, volar en charter a Ushuaia y que el movimiento sea en burbuja desde Ezeiza hasta el buque. La cuarentena la harían abordo porque tienen siete días en el viaje a la Antártida. Siempre tienen que tener PCR y doble vacunación. La exigencia del protocolo de Ushuaia es que diariamente desde el buque se haga la toma de temperatura de los pasajeros en viaje, y tener un test de antígenos negativos para bajar al puerto de Ushuaia”, apuntó.

Respecto de a quién le compete la definición que falta, indicó que “esto lo tiene que resolver el Ministerio de Salud de la Nación y seguimos trabajando en este tema. Estamos trabajando nosotros y el presidente del INFUETUR, con reuniones de Zoom diarias. Hemos hablado con el Ministerio de Transporte de Nación, el gobernador se ha comunicado con la Jefatura de Gabinete, y rápidamente la nación tiene que definir este tema”, remarcó.

 

Cambio de ministros

 

Se le preguntó sobre la posibilidad de que se demore más la decisión en función del cambio de los ministros del área de Turismo y Transporte, entre otros, luego de la derrota en las PASO. “Esperemos que no se confunda este debate con otros temas políticos y que no haya más demoras. Nosotros estamos en comunicación permanente con el Ministerio de Transporte, con el de Turismo y el de Salud a través de Sanidad de Fronteras. Espero que tomen prontamente la resolución porque lo único que falta es definir si van a hacer o no cuarentena, y si la pueden hacer abordo, como pedimos nosotros”, sostuvo.

 

Previsibilidad necesaria

 

El funcionario volvió a poner de relieve la importancia de la previsibilidad en el turismo en general y en particular en la organización de los viajes de los cruceros, con toda la logística que implica. “Ya de por sí, luego de la decisión administrativa, no vamos a tener la temporada a la que estamos acostumbrados en Ushuaia, por las restricciones que se han colocado. No todas las empresas van a poder operar de esa manera o están en capacidad de hacerlo. Hay mucho interés en desarrollar la actividad, porque la resolución administrativa habla de una apertura escalonada a partir del 20 de octubre, es decir que no todos los barcos van a venir a partir de ese día. Nosotros consideramos que en noviembre, diciembre y enero va a estar la mayor cantidad de recaladas. Había previstas 461 recaladas pero estamos chequeando empresa por empresa, para hacer la programación de los sitios del muelle, teniendo en cuenta que estamos en obra. No tenemos un número cerrado pero somos optimistas. Creo que vamos a superar las 300 recaladas”, estimó, en tanto no se demore más la nación.

“Por un lado sabemos que la temporada de cruceros está habilitada a partir del 20 de octubre, pero la resolución tiene que ser rápida respecto de la modalidad de cuarentena, porque ya sabemos que la PCR y doble vacunación es obligatoria. Estos días no son fáciles, porque si bien le dimos previsibilidad a las empresas sobre el inicio de la temporada, lo que falta definir es esto que vengo exponiendo, y todavía falta todo el movimiento de buques para el ingreso a la Argentina, con todo lo que implican las tripulaciones, la logística. No es que solamente llega el pasajero, sino que el buque tiene que realizar toda una logística para hacer este viaje de cabotaje. Nosotros realmente estamos preocupados”, admitió Murcia.

 

Interés por viajar

 

Esta indefinición del gobierno se da en un contexto mundial de alta demanda de turistas interesados en viajar. “En este momento en Estados Unidos están haciendo una experiencia con los cruceros grandes, y la característica es que son viajes cortos, de siete días como máximo, pero un circuito por Sudamérica lleva quince días como mínimo. En el ártico vienen de dos temporadas de cancelaciones, que es la contra temporada de la Antártida. Hay mucha expectativa y empresas que están realizando circuitos turísticos en el Mediterráneo, pero siempre con viajes muy cortos. La experiencia se está haciendo y el movimiento es grande; no como una temporada normal pero hay movimiento porque hay mucho interés de la gente por viajar”, afirmó.

 

Centro antártico en Punta Arenas y muelle en Malvinas

 

También hizo referencia al anuncio desde Chile sobre mejoras del centro antártico de Punta Arenas, y al anuncio de los kelpers en Malvinas sobre la ampliación de un muelle para brindar asistencia al turismo antártico, mientras el polo logístico antártico de Ushuaia sigue en anuncios. “Es un tema del que se viene hablando hace muchísimos años. Dentro del proyecto de sacar del centro de la ciudad la carga y la pesca para llevarla al parque industrial, está previsto hacer el polo logístico antártico en ese lugar. El proyecto ejecutivo lo tenemos y estamos en búsqueda de financiamiento, tanto del sector público como del privado”, señaló, sin fecha de inicio de obras.

 

Ampliación del muelle

 

Por último se lo consultó sobre otra obra demorada, en este caso por el fracaso de la licitación en la gestión Macri, que es la ampliación del muelle de la capital fueguina. “Se está haciendo el movimiento de los pontones, y son movimientos logísticos de la empresa. La semana que viene va a empezar con el estudio de suelo de la zona donde van los pilotes y estamos dentro de los plazos previstos”, concluyó.