Breves
“Respecto de los containeros, el promedio es de 12 a 15 mil contenedores anuales, y la pesca mueve alrededor de 19 y 25 mil toneladas de productos de mar en forma anual”, precisó Murcia.
“Respecto de los containeros, el promedio es de 12 a 15 mil contenedores anuales, y la pesca mueve alrededor de 19 y 25 mil toneladas de productos de mar en forma anual”, precisó Murcia.

900 millones de pesos para la ampliación del muelle del puerto de Ushuaia

La ampliación del muelle en 80 metros se realizará con fondos provinciales, en parte provenientes de la colocación de bonos, y en parte de recursos de la Dirección Provincial de Puertos, dijo su presidente Roberto Murcia. Agradeció el compromiso de funcionarios nacionales de aportar asistencia económica, dado que es necesario adecuar la logística y las medidas de seguridad, que deben respetar protocolos internacionales. Paralelamente se analiza el proyecto del muelle de carga y pesca, donde se requerirá de inversión privada además de pública, y permitirá eliminar del centro de la ciudad el movimiento de camiones y contenedores. “Estamos terminando de ajustar los valores del pliego pero va a rondar esta cifra cercana a los 900 millones de pesos de fondos propios depositados en el BTF”, estimó.

Río Grande.- El presidente de la Dirección Provincial de Puertos, Roberto Murcia, dialogó con Radio Universidad 93.5  el anuncio conocido el pasado jueves sobre el lanzamiento de la licitación para la obra de ampliación del muelle del puerto de Ushuaia. Fue en el marco de la videoconferencia realizada con autoridades nacionales y detalló que la obra prevé “la ampliación del muelle comercial en 80 metros, con una superficie de actividad logística de 2.240 metros. Esto nos permitirá aumentar el frente de amarre en 160 metros más”.

“El puerto de Ushuaia tiene 490 metros de largo y estamos sumando 80 metros lineales más, con un ancho de 28 metros. Es aproximadamente un 20% de superficie logística más y nos va a permitir operar con mayor cantidad de buques en muelle”, afirmó.

“En todas las temporadas de verano es un problema para la gente que está relacionada con navieras de carga y pesca, porque sus operaciones demoran mucho más. Eso se debe a que no tenemos capacidad de atender a todos los barcos al mismo tiempo. Estos 80 metros son una primera etapa. La licitación anterior era de 250 metros, esa obra la abandonó la empresa adjudicataria y nación ahora está en juicio. Fue una licitación que realizó y adjudicó el gobierno nacional, la empresa cobró el anticipo y abandonó la obra, dejando deudas con proveedores y subcontratistas”, recordó.

“En este caso el dinero es todo de la provincia de Tierra del Fuego. La obra tiene un costo de 880 millones aproximadamente y hay dinero asignado por la ley de emergencia y luego una parte muy importante de ahorros que tiene la DPE y están depositados en el banco Tierra del Fuego”, dijo.

“El plazo de desarrollo está previsto en 18 meses. Ahora viene el período de venta de pliegos, publicaciones, apertura y adjudicación y calculo que llevará unos 90 a 120 días a partir del 1° de julio. Estamos terminando de ajustar los valores del pliego pero va a rondar esta cifra cercana a los 900 millones de pesos”, estimó.

Murcia sostuvo que esta “es una obra prioritaria tanto para el gobierno provincial como para el gobierno nacional. El ministro Meoni y el ministro Lammens destacaron la posición geopolítica del puerto de Ushuaia como puerta de ingreso a la Antártida y por la posición en el Atlántico Sur. De hecho comprometieron su apoyo a esta gestión. Al final de la conferencia, el ministro Meoni dijo que iba a colaborar económicamente y realmente es muy bueno, porque hay que desarrollar infraestructura portuaria. Por los buques de pasajeros hemos tenido 405 recaladas con un movimiento de 200 mil pasajeros por temporada. Respecto de los containeros, el promedio es de 12 a 15 mil contenedores anuales, y la pesca mueve alrededor de 19 y 25 mil toneladas de productos de mar en forma anual”, precisó.

 

Más transporte marítimo

 

Además, observó que por efecto de la pandemia aumentó el transporte de carga marítima, que a su vez está bajando costos logísticos. “A partir del aislamiento y los DNU nacionales, tuvimos un incremento en la carga y estamos recibiendo un buque portacontenedores por semana, cuando habitualmente venían cada 20 días. Esto abarata los costos del transporte terrestre y estamos realizando un trabajo conjunto con el puerto de Buenos Aires para movilizar mayor cantidad de mercadería por vía marítima. Hoy está llegando de todo, desde insumos industriales hasta comestibles”, indicó.

“La Cámara de Comercio de Río Grande está trabajando activamente en este tema junto con CAME. Desconozco los valores del traslado terrestre, pero hay una diferencia sustancial entre el transporte marítimo y el camión, y la diferencia está dada por la cantidad de contenedores que trae el barco, porque hablamos de entre 400 y 500 contenedores, para lo que se necesitaría igual cantidad de camiones”, comparó.

“Las empresas navieras que hacen el transporte desde Buenos Aires son dos y son empresas argentinas. En el país todo el movimiento de carga se hace con bandera argentina. El mayor inconveniente que existe es que debe haber un plazo muy regular para que el contenedor no llegue fuera de tiempo. De esto hablábamos al principio, porque en época de verano hay quejas porque a veces ha estado 20 días el buque portacontenedores”, planteó.

“Estamos realizando un trabajo fuerte con el puerto de Buenos Aires para armar un circuito y que sea predecible, es decir ya tener determinada la cantidad de buques que van a llegar y la frecuencia. Estamos trabajando muy bien en esto con la Cámara de Comercio de Río Grande, dado que la mayoría de la mercadería que llega al puerto va a Río Grande. Hay buques que llegan en forma directa y otros que hacen paradas en Comodoro, Puerto Madryn o Puerto Deseado”, apuntó Murcia.

 

Maquinaria portuaria

 

El funcionario también informó sobre la inversión que prevén realizar en maquinaria para el puerto: “Cuando asumí la dirección me encontré que por un lado había dinero depositado en las cuentas y por otro lado había una desinversión importante. Estamos en proceso de renovar el parque pesado, de máquinas cargadoras, la containera, y estamos comprando equipamiento para prepararnos para la temporada de cruceros por el tema coronavirus, como cámaras térmicas, arcos térmicos, jaulas sanitizantes. Realmente estamos haciendo una inversión importante y nos puso muy contentos que el Ministro de Transporte diga que va a colaborar con dinero, porque vamos a poder realizar mayor cantidad de obras, que son necesarias. Por ser un área de frontera, debemos cumplir protocolos internacionales”, observó, con la expectativa de que en algún momento se logre financiamiento para el escáner de contenedores, que “sería muy bienvenido, pero es un equipamiento costosísimo”, dijo.

 

Segundo puerto

 

Respecto del puerto de carga y pesca, que estaba proyectado en el menú de obras aprobado en la gestión Bertone, dijo que “estamos trabajando para separar la carga y la pesca y la logística antártica del actual muelle comercial, en conjunto con la AGP, que realizó el pliego técnico de esta licitación, y están revisando un proyecto que había contratado la gestión anterior. Nosotros recibimos esos pliegos y estamos viendo si corresponden. Ese dinero tiene que venir del sector público y del privado, porque no contamos con el dinero para hacer un nuevo muelle de carga, para sacarla del centro de la ciudad. El proyecto de la gestión anterior lo ubica cerca de la desembocadura del Río Olivia. Ese sector sería exclusivamente para logística, carga, pesca y para impulsar el polo logístico antártico”, expuso.

El financiamiento de este puerto estaba previsto en el menú de obras con los fondos de los títulos públicos, “pero ese dinero se recondujo. Vamos a utilizar una parte, y el monto original estaba en 700 millones de pesos”, concluyó.